Descubre las Vitaminas Minerales que te Ayudará a Equilibrar las Hormonas en la Menopausia

La menopausia es una fase natural de la vida de la mujer que marca el final de sus años reproductivos. Durante esta transición, las fluctuaciones hormonales pueden provocar diversos síntomas, como sofocos, cambios de humor, aumento de peso y trastornos del sueño. Aunque estos síntomas son normales, pueden resultar bastante molestos para muchas mujeres. Sin embargo, la buena noticia es que existen suplementos que pueden ayudar a equilibrar las hormonas y aliviar estos síntomas. En este artículo, hablaremos de algunos suplementos eficaces a tener en cuenta durante la menopausia.

menopausia

1. Cimicifuga Racemosa

La cimicifuga racemosa es un popular suplemento a base de hierbas que se ha utilizado durante siglos para controlar los síntomas de la menopausia. Se cree que actúa imitando al estrógeno en el organismo, reduciendo así los sofocos y los sudores nocturnos. Además, se ha descubierto que el cohosh negro tiene propiedades antiinflamatorias, que pueden ayudar a aliviar los dolores articulares y musculares frecuentes durante la menopausia.

Los suplementos de cohosh negro están disponibles en varias formas, como comprimidos, cápsulas y extractos líquidos. Sin embargo, es importante consultar con un profesional sanitario antes de empezar a tomar cualquier suplemento nuevo, ya que puede interactuar con ciertos medicamentos o tener efectos adversos.

2. Dong Quai

El dong quai, también conocido como «ginseng femenino», es una hierba muy utilizada en la medicina tradicional china para los síntomas de la menopausia. Es especialmente conocido por su eficacia para aliviar los sofocos, la sequedad vaginal y los cambios de humor.

El dong quai está disponible en forma de suplemento, normalmente como raíz seca o en cápsulas. Puede tomarse solo o en combinación con otras hierbas, como la cimicifuga racemosa, para aumentar sus beneficios. Como con cualquier suplemento, es fundamental consultar a un profesional sanitario antes de usarlo.

3. Isoflavonas de Soja

Las isoflavonas de soja son compuestos vegetales con efectos similares a los estrógenos. Se encuentran abundantemente en la soja y se consideran alternativas naturales a la terapia hormonal sustitutiva (THS). Las investigaciones sugieren que las isoflavonas de soja pueden ayudar a reducir los sofocos y mejorar la salud ósea durante la menopausia.

Los suplementos que contienen isoflavonas de soja están disponibles en diversas formas, como cápsulas, comprimidos o polvos. Sin embargo, es importante elegir fuentes orgánicas de alta calidad para garantizar la máxima eficacia.

4. Ácidos Grasos Omega-3

Los ácidos grasos omega-3 son grasas esenciales que desempeñan un papel crucial en diversas funciones corporales, incluido el equilibrio hormonal. Estos ácidos grasos son conocidos por sus propiedades antiinflamatorias y se ha descubierto que ayudan a reducir los síntomas de la menopausia, como los cambios de humor, la depresión y el dolor articular.

Las fuentes de ácidos grasos omega-3 son el pescado graso (p. ej., salmón, caballa), las semillas de chía, las semillas de lino y las nueces. Alternativamente, los suplementos de omega-3 están ampliamente disponibles y pueden ser una opción conveniente para satisfacer las necesidades diarias.

5. Vitamina D

La vitamina D no sólo es importante para la salud ósea, sino también para la regulación hormonal. A medida que las mujeres envejecen y pasan por la menopausia, sus cuerpos pueden volverse menos eficientes en la producción de vitamina D. Se ha demostrado que la suplementación con vitamina D mejora el estado de ánimo, reduce la pérdida ósea y puede aliviar síntomas como los sofocos y los sudores nocturnos.

Además de tomar suplementos, también es beneficioso exponerse a la luz solar con regularidad, ya que es una fuente natural de síntesis de vitamina D.

Conclusión

La suplementación con determinadas vitaminas, minerales y extractos de hierbas puede proporcionar alivio y favorecer el equilibrio hormonal durante la menopausia. Sin embargo, es esencial consultar con un profesional sanitario antes de empezar a tomar nuevos suplementos, ya que pueden interactuar con medicamentos o tener contraindicaciones. La incorporación de estos suplementos, junto con una dieta sana y ejercicio regular, puede ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia y mejorar el bienestar general.

Deja un comentario